Cuando las razones sobran.

Y llegó la víspera del 11/J. Toda la comunidad exiliada saldrá a las calles de este mundo, por donde nos ha dispersado la inenarrable realidad del castrocomunismo. Se han dado muchísimas razones: por los niños encarcelados, las familias extorsionadas, la sociedad secuestrada, dividida, exiliada, por los héroes anónimos, por el futuro… y así casi hasta el infinito.

Hay una cosa buena de todo esto,_ de las muchas cosas buenas que ha traído_, y es el despertar de la conciencia cubana exiliada y su autoconciencia. Habían sido muchos años de apatía, ignorancia y falta de compromiso de muchos cubanos, que habiendo abandonado forzadamente nuestra patria, no habían visto la luz. Hablo de esa que Martí llamo decorosa. Pero como pasa siempre con el alma humana hecha a imagen y semejanza de Dios, el clamor de hace un año caló el alma cubana, y desde entonces nos reconciliamos todos con todos.

Y nuestros hermanos en Cuba ya saben que no están solos. Y nuestra comunidad exiliada se afianza en sus valores anticastristas que quisieron diluirnos con un discurso engañoso de unos mafiosos hablando de mafia. Y se despertó el avispero.

En esta jornada marcharemos aquí, allá y por medio mundo con disímiles carteles y blandiendo todo tipo de argumentos teniendo en consideración, que hay tantas historias de dolor como exiliados dispersos por este mundo, y con otros once millones buscando inspiración a la salida oprobiosa en la que lis tiene una canallesca banda criminal, les hablaremos desde una solidaridad bien entendida sobre la cura para sus males.

Porque la cura de Cuba está en la calle. En los brazos, las piernas y entrepiernas de los hombres y mujeres asumiendo la rebeldía frente a un régimen asesino, sobre quienes están en una superioridad numérica tal, que en cuanto la descubran los exterminaran de un plumazo.

Por eso con las razones personales, de grupos o generaciones que se mezclarán en estos memorables días, debe sobrevolar la única razón que nos lleva a las calles: la libertad de un pueblo que clama dignidad y justicia.

Por Cuba y su libertad este 11/J dale pa la calle y grita tú canto de guerra. La razón? Déjala en el cajón, pues hoy con un país yéndose al garete y unos desgobernantes intentando seguir viviendo a costa de la sangre y el sudor de un pueblo, toca una sola razón para marchar.

Extinción!

Publicado por Prevaricadoranticastrista

Cubano exiliado por la tiranía castrocomunista que dándome a escoger entre dignidad o esclavitud no me dejó opción alguna. Hoy ciudadano europeo consciente de la pretensión del comunismo en prevalecer disfrazado de epítetos pos modernistas para evitar situarse en el estercolero de la historia humana, estoy aquí con humildad pero determinación a dar mi aporte para su extinción sea en Cuba o allí donde busque la simpatía de quienes desconocen lo terrible de esta ideología.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: