Sobre el autor

Como del dicho al hecho va un trecho, desde la Mesa de Unidad Cubana hacemos cuanto podemos por la libertad de los cubanos y para mí, es un privilegio presidirla. http://www.muccuba.com

En un inicio fue la cabeza que obligó al Obstetra a emplearse a fondo en mi paso por eso que llaman «canal del parto» donde dejé una huella imborrable en forma de episiotomía en la anatomía materna. Y pasó el tiempo… y aquella circunferencia no pararía de crecer obligando, -nada más salir al mundo-, a mis colegas de la pandilla a renombrarme sin dudar: cabezón.

Luego llegaría la avidez por saber, por descubrir que había más allá de mi horizonte algo que mediante la lectura fui solventando gracias al esfuerzo de una madre en mi insistencia por escapar a mundos paralelos. Para cuando los huesos pusieron fin a mi sufrimiento por verlos crecer ya los libros no serían suficiente, había perdido la inocencia infantil y mis ansias de volar en serio, de utilizar, -aquella cantidad exagerada para mi gusto de masa encefálica-, en provecho de algo me encontré con quienes estaban determinados a reducirme sin voz ni conciencia a un simple número que hoy a pesar de haberlo dejado atrás hace 20 años aún lo recuerdo de memoria: 70061428966.

Así he acabado exiliado. Porque me resistí a abdicar de mi derecho a ser Ícaro, a preguntar, a cuestionar, en definitiva a ser humano y de alguna manera, honrar los dolores de mi madre en aquella madrugada de fórceps y gritos.

Para contrastar mis opiniones anteriores de los últimos años puedes visitar mi blog «Prevaricador Anticastrista» donde cientos de publicaciones te darán si buscas respuestas, la clave para entender de dónde venimos, porqué estamos como estamos pero sobre todo y lo más importante: la solución a los dolores de Cuba. http://www.platplp.blogspot.com

A %d blogueros les gusta esto: